El turismo internacional en los países del Sur

Durante mucho tiempo, la gran mayoría de los investigadores occidentales sólo tuvieron en cuenta el turismo internacional en los países del Sur, pensando, como lo hizo Georges Cazes en 1989, que los países en desarrollo no podían acoger el turismo interno, o que tal movilidad era muy baja (Sacareau, 2006). Sólo unos pocos pioneros como Mohamed Berriane en el caso de Marruecos en 1990 y Rémy Knafou para Brasil a mediados de los años noventa señalaron que estos flujos eran más importantes que el turismo internacional en estos países.

El turismo internacional en los países del Sur

Esta relativa incapacidad para ver el surgimiento de prácticas turísticas por parte de las clases medias urbanas es ahora obsoleta: India, Vietnam, Indonesia y China albergan a millones de turistas nacionales, cuyo número es mucho mayor que el de turistas internacionales en cada uno de estos países (Cabasset, Peyvel, Sacareau y Taunay, 2010). La metamorfosis económica de China en particular, su nueva posición en la globalización, pone a este país bajo la mirada atenta de observadores que ya no pueden dejar de ver la importancia del turismo interno chino (Taunay, 2009).

Este fenómeno, los flujos poco profesionales con el objetivo de recrear a los ciudadanos chinos en la China continental, sigue siendo hoy en día ignorado en gran medida, o incluso no se define en absoluto. La mayoría de los autores que han trabajado en el tema de esta movilidad turística utilizan la expresión “turismo doméstico” (Raymond, 1999; Cabasset, 2000; Sacareau, 2006), en lugar de “nacional”.

Objetivo de recrear a los ciudadanos chinos

En primer lugar, para mayor claridad con respecto a las definiciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que considera el turismo nacional como la suma del turismo saliente y entrante (es decir, los residentes de un país que visitan su país, así como los flujos de los residentes de ese país que visitan otro), y el turismo interno es la suma del turismo entrante y saliente (tabla opuesta).

Añadiendo que el término “nacional” se refiere a la idea de “construcción nacional”, Emmanuelle Peyvel (2009) va más allá en el uso y definición del término “doméstico” recurriendo a dos nociones de geografía humana contemporánea, la del capital espacial y la de habitabilidad.

 

Aquí, mantendremos el término turismo interno por el significado de esta palabra en la lengua china: traducción literal de la palabra china (guonei lüyou), el adjetivo interno (nei) se refiere a la dialéctica del exterior (además del mundo chino situado en el Reino Medio) y el interior (los seres civilizados).

Esta oposición interna/externa atraviesa toda la sociedad china, donde cada individuo existe sólo porque puede relacionarse con otros miembros de su red. Esta última demanda en términos de favor y disponibilidad porque es exclusiva y está en gran medida cerrada a los miembros externos (Sanjuan, 2002).

Escasos estudios sobre este tema

El objetivo de este artículo, que también es un reto debido a los escasos estudios sobre este tema, y menos aún sobre el espacio chino, es, por lo tanto, es delinear un hecho que perturba profundamente a la sociedad china de hoy en día, mientras que refleja estos cambios.

A la problemática, de qué manera el turismo interno chino refleja los cambios sociales y económicos de la China contemporánea, el siguiente desarrollo responderá mediante una presentación numérica del fenómeno (en particular, comparándolo con el turismo internacional en el país); el análisis pondrá de relieve el carácter urbano (a nivel del origen de los turistas y sus destinos) de este turismo interno; para concluir con una rápida presentación de las prácticas sociales y espaciales de los turistas chinos.

El turismo internacional en los países del Sur
Puntúa este artículo

Leave a Reply